Calle Quinta 7974, Zona Centro Tijuana, B.C., México

Ortodoncia en Tijuana

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.

Ortodoncia en Tijuana

El tratamiento de ortodoncia tiene por objetivo enderezar los dientes para que se vean y funcionen mejor. Los frenos se utilizan para crear una leve presión en los dientes. Durante algunos meses o años, esta presión puede mover sus dientes al lugar adecuado.

Ventajas del Tratamiento

La posición de sus dientes y mandíbulas tiene un impacto en su mordida. Tu mordida es la forma en que tus dientes superiores e inferiores unen sus fuerzas. Cuando no coinciden correctamente, eso se conoce como maloclusión o mala mordida. Problemas como los dientes perdidos, torcidos, apiñados o que sobresalen pueden contribuir a una mala mordida. Chuparse el dedo o el pulgar (en el presente o pasado) también puede tener un efecto negativo en su mordida.

Una mala mordida puede hacer que sea difícil masticar algunas comidas y puede causar que algunos dientes se desgasten. También podría desencadenar la tensión muscular y el dolor. Los dientes que sobresalen se tienden a romper más fácilmente. Los dientes apretados y torcidos son más difíciles de cepillar y también podrían tener más caries y enfermedades de las encías. Arreglar una mala mordida mejora tu sonrisa y tu bienestar oral. Hay varios tipos de problemas en las mordeduras como lo son: sobremordida, mordida cruzada, sobremarcha y una mordida abierta.

Los frenos utilizan una presión constante y suave que, con el tiempo, mueve los dientes a sus posiciones correctas. Sus frenillos están en funcionamiento cada segundo de su terapia de ortodoncia. Los dos elementos principales de sus frenillos son los soportes que se colocan en sus dientes y el arco primario que los conecta. El soporte es una pieza de forma metálica o cerámica que se fija en cada diente. El arco de alambre está doblado para reflejar su “mejor” mordida. En otras palabras, refleja la forma en que queremos que la sonrisa se vea al finalizar el tratamiento.

El cable se enrosca a través de los soportes y, cuando el cable intenta volver a su forma original, aplica presión para mover los dientes. Con la presión en un lado del arco, el hueso en el lado opuesto cede. El diente se mueve y el nuevo hueso crece por detrás.

Conectados a los aparatos ortopédicos, los elásticos (bandas elásticas) ejercen la presión correcta que crea la cantidad correcta de esfuerzo para mover los dientes. Para que esta presión permanezca fija, los elásticos deben usarse regularmente y cambiarse con frecuencia.